El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad

Las Naciones Unidas:
Suministrando un Servicio Constante a los Pueblos del Planeta

Septiembre del 2008

El espíritu del hombre es inmortal; perdura eternamente, progresando de un nivel a otro y de una etapa a otra en el Sendero de la Evolución, desarrollando constante y correlativamente los atributos y aspectos divinos.

El Maestro Tibetano Djwhal Khul en Problemas de la Humanidad

Las Naciones Unidas continúa siendo la organización más importante en el esfuerzo por la supervivencia de la especie humana y de cualquier manifestación de la vida aquí en la Tierra. Sin embargo, todos aquí en las Naciones Unidas estamos y debemos continuar empeñados, individual y colectivamente, en respetar los principios y reglas de comportamiento establecidas en la Carta. No tiene sentido firmar la Carta y luego proceder como si no acarreara obligaciones, como si los demás estuvieran obligados a regirse por ella, pero nosotros no. Además de ser un gran error, esto iría contra los nobles principios de las Naciones Unidas y las esperanzas de la humanidad.

H.E. Padre Miguel d'Escoto Brockmann, Presidente de la Sexagésima Tercera Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Estimados Amigos,

Leyendo diariamente las noticias, las historias sobre el trabajo y actividades de las Naciones Unidas, tal como se informan dentro del Servicio de Noticias de la ONU, al que todos los lectores de esta carta mensual recomendamos inscribirse, no podemos evitar recordar el mito de Sísifo, popularizado por el filósofo y autor existencialista francés, Albert Camus.

En este mito, los dioses condenaron a Sísifo a hacer girar incesantemente una roca hasta la cima de una montaña, pero antes de que él pudiera alcanzar la cima de la montaña, la roca se caía por su propio peso, forzando a Sísifo a comenzar de nuevo y este se convirtió en su eterno trabajo y lucha.

La humanidad tiene el hábito de la guerra, del conflicto y la competencia y, por eso, no ha podido ajustarse completamente a los principios y metas establecidos en la Carta de las Naciones Unidas o en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que este año celebra su sexagésimo aniversario.

Por eso, las Naciones Unidas se embarca en incontables misiones y actividades de rescate y ayuda, tratando lo mejor que puede, dados sus recursos limitados y el mandato exclusivo de traer alivio, consuelo y asistencia a los pueblos del mundo, a menudo obstaculizadas en esta meta por la voluntad obstinada y miope de los gobiernos de las naciones, cuyos objetivos con frecuencia no son los del Bien Común.

Año tras año, las Naciones Unidas persisten en incontables actos de heroísmo que, muchos hasta podrían decir que rayan en lo inútil. Los gobiernos crean desastres para los pueblos del mundo y las Naciones Unidas se apresuran a llevar cobijas, agua limpia y alimento, vivienda provisional y suministros médicos y a menudo sus trabajadores se convierten en blanco de las armas de fuego y de ataques mortales.

Desde sus primeras operaciones de ayuda coordinada en Europa, al final de la Segunda Guerra Mundial, las Naciones Unidas han sido encomendadas por la comunidad internacional para responder a los desastres tanto naturales como provocados por el hombre.

Por ejemplo, sólo en el año 2000, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU lanzó 16 solicitudes entre las agencias, que recaudaron más de $1.4 miles de millones para ayudar a 35 millones de personas en 16 países y regiones.

Contemplando los esfuerzos de las Naciones Unidas dentro de un país específico, la ONU persevera en Irak a pesar de que el 19 de agosto del 2003, veintidós personas de la ONU, incluyendo el Alto Comisionado de Derechos Humanos, Sergio Vieira de Mello, fueron brutalmente asesinadas por una bomba terrorista.

La Solicitud Consolidada para Irak en el año 2008 describe la intención continua de suplir las necesidades prioritarias inmediatas llevando asistencia y protección, en todo lugar donde los actores humanitarios puedan ganar acceso. Más recientemente, el 10 de septiembre, el Servicio de Noticias de la ONU informó que tanto la Organización Mundial de la Salud de la ONU y el Fondo de la ONU para la Niñez (UNICEF), estaban colaborando con la Misión de Asistencia de la ONU para Irak y el gobierno iraquí, para cortar un brote de cólera que el año pasado presenció 5.000 casos de cólera.

Y, por supuesto, estos ejemplos representan solo una parte infinitesimal de la asistencia humanitaria de la ONU.

Como nos recuerda el recién elegido Presidente de la Asamblea General, H.E. Padre Miguel d'Escoto Brockmann, en su discurso de aceptación: "todos nosotros, sin excepción, somos en mayor o menor grado, responsables por el lamentable estado de nuestro mundo". Y, además, "La unidad que el mundo demanda de nosotros nace del amor y deseo de transformarnos en instrumentos de paz, justicia y solidaridad".

Donde, en el pasado, los pueblos fueron el problema, se pueden también convertir en la solución. Y aquí es donde el trabajo de los aspirantes y discípulos del mundo, orientados espiritualmente, puede prestar una gran ayuda.

Todo crecimiento dentro de la vida individual y colectiva se realiza a través de experimento, esfuerzo y perseverancia y, este mes, cuando trabajamos con las energías solares y cósmicas que llegan a nuestro planeta desde el signo de Virgo, nos volvemos más concientes de la absoluta necesidad de un esfuerzo esmeradamente paciente, sustentador y persistente.

Como lo indica la explicación sobre los Festivales Solares mensuales que se encuentra en nuestro sitio de Internet (en inglés, español y portugués), cada meditación mensual del Festival Solar está influenciada por el signo astrológico que rige ese mes en especial, junto con sus energías correspondientes. En este momento del mes, la plena fortaleza de las energías que condicionan el signo moderador afluye a nuestra vida planetaria. Cada signo del zodiaco representa una cualidad clave, o cualidades necesarias para la evolución de la humanidad. De este modo, los doce signos zodiacales constituyen una revelación de la divinidad, fomentando el cultivo de las características divinas y su desarrollo en la humanidad.

La nota clave esotérica del signo de Virgo es "Yo soy la Madre y el Niño, soy Dios. Soy la Materia". Esto indica que la madre (materia) protege el germen de la vida Crística (Amor); es decir, "la materia ampara, cuida y nutre el alma oculta" (Astrología Esotérica, p. 193)

Dicho de otro modo, en Virgo, empieza a comprenderse el propósito por el cual existe la vida en la forma y la realidad espiritual interna es eventualmente liberada de la esclavitud de la materia y se expresa en el mundo en su propia naturaleza. (Ibid., p. 199)

En este signo, la profundidad, oscuridad, calma y calor de la vida interna es descubierta y oportunamente traída a la luz: "es el lugar de la lenta y suave, aunque poderosa crisis y periódicos desarrollos que tienen lugar en la oscuridad, aunque conducen a la luz" (Ibid., p. 199)

Cada era evolutiva en nuestro planeta tiene su propio llamado. El poder del pensamiento es el principio evocador de nuestra era. Así, cada mes, y semanalmente cada viernes, le invitamos a que haga una pausa y por unos minutos gire su conciencia al interior, fuera de las preocupaciones y actividades personales y hacia el encuentro con la humanidad y la necesidad planetaria, enfocándose en las formas mentales de la solución, usando, por ejemplo, el delineamiento de meditación "El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad".

Las ideas son centros atractivos y magnéticos de fuerza, que hacen impacto sobre la conciencia humana, cuando llevan suficiente potencia.

¿Se nos unirán aquellos de ustedes que viven en el área de la Ciudad de Nueva York, el 15 de septiembre en el Salón de Meditación de las Naciones Unidas para contribuir con el esfuerzo mundial asumido por muchos en estos momentos del mes para reconstruir un mundo nuevo y mejor? Utilizando el delineamiento de meditación "El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad", nos encontraremos allí para una meditación silenciosa de 12 a 12:30 del medio día. Continuaremos con un coloquio en las afueras del Salón de Meditación de 12:30 a 1:15 p.m.

Como en el pasado, invitamos a quienes viven fuera del área de la Ciudad de Nueva York a contribuir con este trabajo de redención planetaria por medio del poder de la meditación enfocada, utilizando el delineamiento anterior, no solamente el lunes 15 de septiembre, sino los viernes de cada semana. Puede solicitar una copia de la meditación si la necesita, la cual está disponible en varios idiomas.

Esta es una oportunidad especialmente prometedora porque la sexagésima tercera Asamblea General (ubicada físicamente encima del Salón de Meditación de la ONU) abrirá oficialmente e iniciará su trabajo, para el siguiente año, el día 16 de septiembre. Además, muchas personas en el planeta están involucradas en la preparación para las vigilias y actividades para celebrar y promover el Día Internacional de la Paz de la ONU, el 21 de septiembre.

Deseamos aprovechar esta oportunidad para mencionar que el Diamond Light (Luz Diamantina) está disponible en-línea y los lectores también son invitados para solicitar copias del DVD del Seminario sobre el tema "Armonizando las Acciones de las naciones; ¿Cómo Podemos Ayudar?", celebrado el pasado 19 de Junio.

También deseamos invitarlo en esta oportunidad a una mesa redonda durante el Día de la ONU, el viernes 24 de octubre, de 12:00 a 1:30 p.m. como parte de la "Semana de Espiritualidad" patrocinada por el Comité de Espiritualidad, Valores y Preocupaciones Globales ONU/CONGO. Observando el Sexagésimo Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el tema será: "La Respuesta Reside en lo Interior; ¿Cuál es la Relación entre la Ciencia de la Meditación y la Práctica de los Derechos Humanos? Por favor marque en su agenda y haga planes para participar. Le enviaremos más información muy pronto.

Le dejamos con el siguiente inspirador pensamiento de un Maestro de Sabiduría, respecto a las posibilidades que se nos presentan en este momento de necesidad planetaria:

Me regocijo al ver como los destellos de previsión sobre el bienestar de las personas brilla entre tus pensamientos. Estos pensamientos se tienen que enviar al espacio. ¡Si diariamente pudieras dedicarle media para el futuro! En verdad, la fogata de tus pensamientos recibiría Nuestra bienvenida.
     Permite que las cosas de la vida diaria desaparezcan, pero deja que el país del futuro se envuelva en pensamiento. ¿Y qué limpia al espíritu más profundamente que los pensamientos sobre el bienestar de los demás? ¿Y qué templa la armadura de la constancia que el deseo de llevar a otros hacia la Luz? ¿Y qué teje una mejor sonrisa que el deseo de ver reír a todos los niños? Te urjo a que pienses así sobre el futuro, que coloques diariamente una perla sobre el collar de la Madre del Mundo. Y así concisa y simplemente piensa sobre cómo adornar el Crisol del Mundo. (Hojas del Jardín de Morya II, Iluminación; III:III:10, Sociedad Agni Yoga, Nueva York) En compartido y amoroso servicio,

Aquarian Age Community
A 501(c)(3) not for-profit NGO in association with UN/DPI
http://www.aquaac.org
UN@aquaac.org
Commune@aquaac.org