El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad

Las Naciones Unidas: Construyendo un Mundo Nuevo y Mejor

Marzo del 2008

El género humano ha ido constantemente adelante, pasando de un estado de ciega ignorancia e inconsciencia, a otro de preocupación inteligente por la vida y a un creciente sentido de responsabilidad. Este sentido de responsabilidad, que va despertándose en todos ustedes, es—en su actual gran escala—relativamente nuevo y uno de los factores que aumentan definidamente la aflicción y el dolor que todos sienten. Quizás se pregunten dónde, como raza, hemos fracasado y qué podemos hacer para rectificar nuestros errores. No obstante, a pesar de todo, los hombres han ido de una etapa a otra de desenvolvimiento inteligente y espiritual y, sin tener en cuenta cuáles hayan sido o puedan ser los sucesos externos, la raza ha hecho un progreso real. No ha habido retroceso alguno y no lo habrá. La humanidad ha capeado muchos temporales y sobrevivido a muchas dificultades; los hombres han salido mejores y más fuertes, de períodos de crisis, purificados "como por el fuego" acercándose definidamente más a la meta.

El Maestro Tibetano Djwhal Khul en La Exteriorización de la Jerarquía

Tenemos que construir un nuevo mundo—un mundo mucho mejor—en donde sea respetada la eterna dignidad humana

President Harry S. Truman, Discurso a la Sesión de Apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional en San Francisco, 25 de Abril de 1945


Estimados amigos:

El impulso que motivó la creación de las Naciones Unidas surgió de los "pueblos" que estaban decididos a "salvar a las generaciones futuras del flagelo de la guerra". En su informe al Presidente Harry S. Truman, al completar la Carta de las Naciones Unidas en Junio de 1945, Edward R. Stettinius, entonces Secretario de Estado de los Estados Unidos, puso el acento en lo que a nosotros nos parece de simple sentido común: la libertad del temor y la libertad de la necesidad son interdependientes y están unidas. En palabras del Sr. Stettinius:

"La batalla por la paz se ha de pelear en dos frentes. El primero es el frente de la seguridad, en donde la victoria significa libertad del temor. El segundo es el frente social y económico donde la victoria significa libertad de la necesidad. Sólo la victoria en ambos frentes puede asegurar un mundo de paz perdurable. Ninguna cláusula escrita en la Carta podrá lograr que el Consejo de Seguridad asegure un mundo libre de la guerra si los hombres y mujeres no tienen seguridad en sus hogares y en su lugar de trabajo".

Como sabemos, uno de los principales propósitos de las Naciones Unidas es mantener la paz y la seguridad internacional. A algunos les puede sorprender que la ONU pueda declarar muchos logros en esta área de su trabajo. Por ejemplo, desde 1948 la ONU ha realizado 63 operaciones de "mantenimiento de la paz" y ha sido facilitadora en más de 170 puntos álgidos para la paz global y conducido elecciones libres y justas en más de 45 países. Sin embargo, como muchos se apresuran a señalar, los fracasos son trágicos y dolorosos.

La pesadilla de la devastación, carnicería e infierno experimentada por muchísimas vidas (humanas y animales) en nuestro planeta, atestigua el hecho de que a pesar de los esfuerzos durante más de 60 años, asegurando la paz y la seguridad internacional, todavía ello continúa siendo un reto intimidante para las Naciones Unidas.

El año pasado, profundamente conciente de sus fracasos, la Asamblea General pidió al Secretario General que presentara un informe completo sobre el tema de las operaciones de mantenimiento de la paz, en todos sus aspectos. En su informe, "Asegurando la paz y el desarrollo: el papel de las Naciones Unidas en apoyo a la reforma del sector de la seguridad", el Secretario General Ban Ki-moon una vez más, como otros antes que él, reiteró lo que es evidente:

"En la continua búsqueda de una respuesta efectiva para abordar la inseguridad, surgieron dos temas principales relacionados. El primero es que la seguridad, los derechos humanos y el desarrollo son interdependientes y condiciones que se refuerzan mutuamente para una paz sostenible. La segunda ese el reconocimiento de que estos elementos fundamentales se pueden lograr únicamente dentro de un marco de trabajo en donde se acoja a la ley".

El factor interesante en este informe es que describe un aprecio y una certeza más profunda de la causa y la solución de raíz al problema de la paz y la seguridad. Lo que imaginaron los Fundadores de las Naciones Unidas y cuidadosamente articularon en la Carta, se está trabajando ahora implementando con detalle y basándose en más de 60 años de experiencia, forjada, fundamentalmente, con sufrimiento y fracasos.

En una de sus observaciones/recomendaciones finales, el informe es claro sobre el esfuerzo persistente y a largo plazo que deben realizar todas las naciones en cooperación con las Naciones Unidas.

"No existen soluciones rápidas para el establecimiento de instituciones de seguridad efectivas y responsables. El desarrollo de estrategias, estructuras y capacidades es un esfuerzo que demanda tiempo. La evolución de las perspectivas, diálogo y entendimiento es igualmente un proceso a largo plazo. Como organización constituida por Estados Miembros, las Naciones Unidas sirven como asociación permanente para los actores nacionales en el esfuerzo de construir un mundo en el cual los hombres y mujeres puedan vivir y criar a sus hijos con dignidad, libres del hambre y el temor a la violencia, la opresión y la injusticia".

Indudablemente, las Naciones Unidas no pueden lograrlo contra la voluntad de sus estados miembros. Indudablemente, los estados miembros son la expresión de la voluntad de sus ciudadanos. Indudablemente, todos estamos implicados. Bien sea a través de nuestras acciones o inacciones, por cometido u omisión, todos influimos en el trabajo de las Naciones Unidas, y la labor de los trabajadores espirituales, intensamente concientes del abismo entre lo que podría ser y la realidad, tienen una responsabilidad mucho mayor.

Este mes, bajo las influencias de las energías de Aries, tenemos la oportunidad de despertar la voluntad espiritual, aprovechando esta energía en nuestro esfuerzo para encontrar la solución al problema global de la paz y la seguridad. El primer Rayo de Voluntad o Poder alcanza nuestra vida planetaria a través de Aries. En los antiguos archivos está escrito que Aries "despierta la voluntad de llegar a lo más inferior y allí controlar, conocer totalmente y enfrentar todas las experiencias". (Astrología Esotérica, p. 80)

Aries es el lugar de nacimiento de las ideas y las ideas, básicamente, son un impulso espiritual tomando forma. Creación—Ser—Actividad—Esfuerzo—Síntesis: estas son las posibilidades que nos presentan las energías universales que están impactando a nuestro planeta en este momento del año.

Basados como están, en la naturaleza del signo particular que vierte sus energías a nuestro planeta, los doce festivales (solares) espirituales, que ocurren en el momento de la luna llena, constituyen una revelación de la divinidad, suministrando una oportunidad para la humanidad expandir su conciencia y llegar más cerca de la mente de Dios.

Comenzando su ciclo en el Equinoccio de Primavera, este signo de Aries es el heraldo del nuevo año astrológico y marca el primer de los Tres Festivales Mayores, trayendo consigo las energías y la nota de la resurrección; la resurrección del imperecedero espíritu, que puede ayudar a la humanidad a volverse parte del divino flujo circulatorio.

¿Desea unirse a nosotros este viernes 21 de marzo en el Salón de Meditación de las Naciones Unidas para contribuir con el esfuerzo que han asumido muchos individuos y grupos en todo el mundo, en este momento del mes, para traer nuevas y poderosas energías con el propósito de reconstruir un mundo nuevo y mejor?

Utilizando el delineamiento de meditación: "El Trabajo Espiritual de las Naciones Unidas y la Liberación de la Humanidad", está invitado a participar de una meditación silenciosa desde el medio día hasta las 12:30 p.m. A continuación seguirá con un coloquio en las afueras del Salón de Meditación de 12:30 a 1:15 p.m.

Quienes vivan fuera del área de la Ciudad de Nueva York o no puedan asistir al Salón de Meditación de las Naciones Unidas, están invitados a contribuir con este trabajo de redención planetaria utilizando el anterior delineamento de meditación, no solamente el viernes 21 de marzo, sino los viernes de cada semana. Tenemos disponible el delineamiento de la meditación en muchos idiomas. Solicitelo, por favor. Se puede encontrar la programación de las fechas de los próximos encuentros del 2008 en el siguiente enlace: http://www.aquaac.org/un/medmtgs.html#dates

Se reciben con aprecio las respuestas a esta carta, el trabajo de las Naciones Unidas, así como sus pensamientos contemplativos del trabajo de meditación con el delineamiento de la ONU. También los puede compartir (en inglés solamente) en el UN Discussion Forum(foro de discusión de la ONU), al cual está invitado a registrarse, o utilizando el e-mail UN@aquaac.org, que también puede encontrar al final de este mensaje.

La nueva "Cita del mes" (Quote of the Month) y su imagen cósmica acompañante estará disponible el primer día del mes en la siguiente dirección: http://www.aquaac.org/qotm/qotm.html.

Le dejamos con el siguiente inspirador párrafo del Maestro Djwhal Khul, que ilustra cómo la humanidad puede convertirse en parte del divino flujo circulatorio, si tiene la voluntad para lograrlo:

"El establecimiento de ciertos festivales… reforzará el espíritu de invocación con la resultante llegada de las influencias evocadas. La verdad contenida en toda invocación se basa en el poder del pensamiento y particularmente en su naturaleza, relación y aspectos telepáticos. El pensamiento invocador unificado de las multitudes y el pensamiento enfocado y dirigido del nuevo grupo de servidores del mundo, constituirán una corriente saliente de energía, la cual llegará telepáticamente hasta esos sensitivos Seres espirituales que responden a tales impactos. Su evocada respuesta, emitida como energía espiritual, llegará a su vez hasta la humanidad, después de haber sido reducida a energía mental, y en esa forma dejará su correspondiente impronta en la mente de los hombres, impartiéndoles convicción, inspiración y revelación. Esto ha ocurrido en toda la historia del desarrollo espiritual del Mundo y ése ha sido el procedimiento adoptado al escribir las escrituras del Mundo." (La Reaparición de Cristo, p. 133)

En la Luz y el Amor y el Poder de las Benditas Energías Espirituales que Fluyen a nuestro Planeta,

Aquarian Age Community
A 501(c)(3) not for-profit NGO in association with UN/DPI
http://www.aquaac.org
UN@aquaac.org
Commune@aquaac.org